Los criterios fundamentales de nuestra convivencia, recogidos en el Plan de Convivencia del Colegio, son:
  • La libertad y la confianza son las actitudes básicas y fundamentales que han de guiar tu estancia en el Colegio. Los educadores han asumido la responsabilidad delegada de tus padres para educarte según los criterios de nuestro Ideario.
  • Actúa siempre con responsabilidad y reconoce tanto tus buenas acciones como aquellas de las que podrías no estar orgulloso.
  • El núcleo de nuestra convivencia es “Yo necesito de los demás y los demás me necesitan para amar, orar, jugar, aprender, reír, etc.” Esto implica que debo poner mis cualidades, ideas, proyectos, ilusiones e iniciativas al servicio de todos.
  • Respeta siempre y por encima de todo los bienes espirituales y morales de los demás (la libertad, la reputación, el honor). Respeta lo que pertenezca a profesores y otros compañeros.
  • Respeta las normas de cortesía. Evita conscientemente las expresiones groseras, motes, gritos, insultos y malos tratos. Construyamos entre todos un clima de diálogo y amistad.
  • Cuida la puntualidad, es un importante medio para favorecer la responsabilidad personal y el orden colectivo.
  • Aprendamos a ¨saber estar¨ en cada momento, circunstancia y lugar de la vida en el Colegio. Esto incluye cuidar la forma de vestir y el arreglo personal que te ayuda a sentirte mejor contigo mismo y con los demás.
  • El Colegio es de todos y entre todos queremos mantenerlo limpio y cuidado. Una actitud donde ¨todo es de todos¨ es una muestra de respeto hacia los demás.
  • Los padres de los alumnos nos ayudarán en el cuidado de nuestra convivencia respetando los espacios reservados exclusivamente para los alumnos y personal del Colegio.